• Wide screen resolution
  • Narrow screen resolution
  • Increase font size
  • Decrease font size
  • Default font size
JA slide show

Invitación

"Ven, ven quien quiera tu seas, ven
Aún si ya en nada crees, ven

Nuestro camino no es de desesperanza.

Aún si rompes tus promesas mil veces,
Vuelve, vuelve, ven."

(Mevlana Jelaluddin Rumi)

_
Halveti Jerrahi Argentina
Tomar conciencia del pobre y el hambriento


Aquellos que mantienen el ayuno toman conciencia de la condición del hambriento. En tanto tengamos nuestra panza llena, no tendremos la menor idea de lo que significa pasar hambre. Ayunar doblega al yo inferior y fortalece el espíritu. Pasando hambre y sed, experimentamos en alguna medida cómo será en la Resurrección, antes de que esperemos el mandato de Allah y sintamos realmente la violencia y el terror de ese día. Nada puede subyugar tan efectivamente al yo inferior como el hambre y la sed.

Leer más...
 
Prisioneros de nosotros mismos

Dice Allah en el Sagrado Corán, que todos los seres humanos han nacido con fitra islámica, fitra de servidores, de muslim, y luego sus padres los encaminan en otras direcciones. Dice el hadiz qudsí del Profeta Muhammad (BP), que en el cuarto mes de gestación, viene el ángel Gabriel (P) con el ruh de Allah y se lo transmite al feto formado en el vientre de la madre. Los sufis, basándose en esto que dice Allah en el Sagrado Corán y lo que dijo el Profeta (BP) y otras cosas más, dicen que el Espíritu de Dios -que es Dios mismo, porque no podemos considerar al Espíritu de Dios separado de Dios-, es Dios mismo que se conecta con todos los seres humanos en todo momento y les transmite: La Verdad, el Ruh, el Espíritu.

Leer más...
 
La Muerte del Ego

Tapa La muerte del ego La palabra "Ego" es de origen griego y quiere decir, con toda simpleza, Yo. Tal Yo es, en el hombre solamente, una sensación de estar vivo, una percepción de sí mismo inmediata, aunque sostenida en el tiempo sin necesidad de atención alguna.
Es decir que automática y misteriosamente aparece y se da continuidad. Esa sensación de "Yo aquí, ahora mismo" no requiere de explicaciones, es incuestionable y otorga seguridad existencial, permanencia de estar, identidad, corporeidad y, por sobre toda otra cuestión, sentido ininterrumpido de vida.
Sin Yo no hay hombre; la presencia misma de su Ego es la indiscutible y firme prueba de que esta allí, sintiéndose un ente vivo.

Perder el Yo es apagarse, morir. Es más, cuando el Ego no se reconoce a sí mismo por alguna circunstancia fortuita, o sea cuando deja de tener percepción de sí mismo tal como está habituado a hacerlo, se produce una perturbación, un desequilibrio psicológico que conmueve al ser, causándole profundas crisis de identidad que, de persistir, pueden conducir al desquiciamiento de su cordura.
Hay un modo de darle muerte al Ego sin perder ni la cordura ni la vida. Hombres sabios de todos los tiempos descubrieron y transmitieron ese secreto. En este libro se aborda ese conocimiento fundamental y se dan las claves de las fuentes donde se encuentra, aún intacta, su operatividad.

La muerte del ego
Ernesto Ocampo
Editorial Santiago Arcos
2011

$1.200,00 Comprar

 
El rey de la mentira

Bismillahir-Rahmanir-Rahim

Ciertamente Shaitán existe y es nuestro enemigo. Ciertamente Shaitán corre por nuestra sangre, y uno de los mayores peligros de Shaitán, es que lo tomamos como algo externo.

Leer más...
 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 Próximo > Fin >>

Página 5 de 9